Vicepresidente nacional
Rafael Agustí Martínez-Arcos

Aunque Auditor de Cuentas de profesión, siento una gran pasión por la ópera y por supuesto por la obra de Richard Wagner, tanto en sus aspectos musicales como dramáticos, incluidos los tantas veces polémicos elementos escénicos. Como el estudio de la obra en profundidad y todas sus consecuencias que revolucionaron el género lo considero una tarea inabordable, me he dedicado especialmente a Parsifal y su estrecha relación con Bayreuth, obra de la que siempre he admirado su misterio y belleza.

Formo parte de la Asociación desde hace muchos años y ha sido un placer ver cómo ha crecido este proyecto por el buen ambiente que siempre ha existido entre los socios y también por colaborar con Clara y demás amigos de la Junta.